Se ha producido un error en este gadget.

lunes, septiembre 24, 2012

COMERCIO DE HUESCA



Huesca el pasado sábado estaba rebosante, activa maravillosa, las bicicletas por la ciudad, los cosos cortados, peregrinos con sus pañoletas paseando y buscando los rincones típicos de la ciudad, despedidas de soltero, la gala de “los mas guapos y las mas guapas” de la provincia, la milla de oro “padre Huesca” a rebosar de gente todo estupendo. Un filón para hosteleros y comerciantes de la ciudad, pero como somos de culo fino pues desaprovechamos nuestras oportunidades y nos dedicamos a descansar y pensar en el Lunes, total cuando venga un proyecto de centro comercial, nos quejaremos e intentaremos dar pena, hablando de competencias de horarios y de lo difícil que esta el comercio en la ciudad.
Pese a las grandes campañas de los comerciantes intentando captar clientes, buscando la mejora del servicio de los comercios, hay locales comerciales que parece que les importa todo un pito, esta semana me he encontrado comercios cerrados diez minutos antes de la hora otros que ni se molestan a abrir y es que para gente trabajadora es difícil no tener que acudir a una gran superficie cuando te encuentras estas cosas y no digamos para los visitantes que no pueden comprar nada por que hay comercios cerrados a cal y canto
Que si que todos necesitamos descansar pero un horario de 10 a 13 y de 17 a 20 tampoco da mucho margen.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues si totalmente de acuerdo. Que si el pequeno comercio quiere competir necesita ofrecer algo que las grandes superficies no tengan. O es mejor horario (o si no que se lo digan a los chinos que en las ciudades grandes estan abiertos a todas horas..)O es mas calidad, o es reparto a domicilio. Pero algo tienen que hacer. Que es muy facil quejarse y ya esta.
Por otro lado tambien el gobierno podria facilitar la formacion de empresas pequenas que tampoco se lo pone nada facil.

karlos dijo...

Yo apostaría por calidad, trato, precio son muchas cosas y es dificil competir, lo facil es quejarse y poner trabas al crecimiento que somos muy de comprar en Zaragoza