Se ha producido un error en este gadget.

lunes, septiembre 06, 2010

SOMOS UNOS DEJADOS

Y ahora vamos y nos damos cuenta que los cosos van de mal en peor, vemos como cierran locales muchos de ellos pertenecientes a familias que estaban allí hace décadas, después de años, levantan la cabeza para ver que los solares de Luces de Bohemia, de casa Vilas están en absoluta dejadez, pero no son los únicos, muchas de los edificios están a punto de la ruina o se ven dejados y sucios.
Esto hay que decir, que no solo sucede en los Cosos, una vuelta por el casco viejo, levantando la mirada de los zapatos nos dará una idea que la ciudad envejece en el centro y no hay actuaciones en firme que frenen esta dejadez.
Los cosos son de las zonas mas caras de la ciudad, claro evidentemente es el centro, pero mientras se mantengan los precios abusivos de alquileres y compras de locales, será difícil que alguien quiera invertir en la zona, y seguirá deteriorándose y dejando la imagen de ciudad vieja y olvidada.
Plantearse ayudas para la rehabilitación, y mejora de los edificios es uno de los puntos a tratar, pero el mas importante es exigir y forzar a los dueños de los solares a trabajar en la reutilización de los solares y en poner medidas estéticas para que mientras se realicen los trabajos, no rompa la estética de las calles.

4 comentarios:

Ariari dijo...

Supongo que tienes razón, la primera vez que vine me llamó la atención un local enorme que parecía abandonado, cerca de una relojería, no puedo explicarme mejor...
También me llamó la atención las calles tan estrechas, aunque claro, eso también es problema mío que parece que conduzco un camión y no quepo por las calles x).

karlos dijo...

Ariari imagino de que local hablas y esta como para pasar por delante a contemplar. una pena.
Lo de las calles segun por donde te muevas, aunque yo soy mas bien de moto, lo veo todo mas ancho, pero hay algunas de doble direccion que son la monda.

Karl dijo...

Tienes razón. Además de causar impresión de abandono, hace que nuestra ciudad pierda su identidad, ya que van desapareciendo edificios emblemáticos y de arquitectura particular (casa Vilas por ejemplo o las del casco antiguo), para ser reemplazados por sucios solares o construcciones modernas sin alma ni historia. Abandono y uniformización. Es una pena.

karlos dijo...

De momento las sustituciones por vacios solares Karl