Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, agosto 29, 2012

LUCES DE NEON O SEÑALES DE TRAFICO



Aunque no es caso de risa la prostitución y la falta de una regulación por parte de las autoridades de esta practica, si que lo es el leer como un empresario de un club de alterne se queja de la competencia desleal que supone la actividad de las prostitutas en las rotondas de Binefar.
La presión policial en Cataluña ha obligado a las trabajadoras del sexo de la zona de Leria, Almacellas y alrededores a trasladarse a la localidad de Binefar con las consiguientes quejas por parte de los vecinos, chicas con poca ropa, mostrando sus cuerpos, ofreciendo sus servicios sexuales al personal que circula por las rotondas para unos es una molestia, para otros un peligro, pero lo de declarar que es competencia desleal me da la risa, el propietario de un club Binefarense, se queja de la disminución de clientela en su local, pero también pone la falta de controles sanitarios de las chicas que trabajan en la calle y a mi me da que pensar, si esta actividad no esta regulada y en casos esta penada por ley como se tiene las narices de reconocer públicamente que en su local se practica la prostitución siendo que la licencia del local será otra no creo que ponga prostíbulo.
En fin un tema delicado  que nadie quiere ver, vecinos que miran a otro lado, autoridades que no quieren mancharse las manos con el tema y mientras tanto, trata de blancas, esclavitud, proxenetas, mafias y dinero negro, que también habrá devotas de este trabajo pero hasta que esto no este regulado, veremos problemas relacionados con el oficio mas antiguo del mundo. 

5 comentarios:

Hemithecomix dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Hemithecomix dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Hemithecomix dijo...

De todos es sabido que los clubs de alterne son legales lo que es ilegal es ofrecer sexo por dinero, pero hecha la ley hecha la trampa, por eso, esos clubs, tienen habitaciones o están pegados a hoteles, porque así pueden alegar que lo que hagan las chicas en las habitaciones es cosa de ellas, obviamente la policia no es del todo tonta y sabe perfectamente lo que ocurre, pero no pueden entrar continuamente a hacer redadas sin causa justificada, por otra parte la misma policía en connivencia con la mayoría de autoridades políticas prefieren este tipo de prostitución que al menos da techo y oculta la actividad ante la gente y de paso hay mejores condiciones sanitarias y de higiene que la prostitución de la calle, naturalmente eso encarece el servicio. Y a eso se refiere el pavo ese con lo de la competencia desleal.Todos los políticos sin excepción tienen la culpa de que ocurra esto al negarse sistemáticamente a legalizar la prostitución como un trabajo normal y con las ventajas laborales que conlleva la cotización a la seguridad social y los pagos correspondientes a la hacienda publica. ¿Quien puede ser tan ingenuo que piense que esto solucione la prostitución callejera?, vale es cierto, pero de legalizarla, entonces si tendría mas sentido detener y enjuiciar a las o los infractores del que llaman el trabajo más antiguo del mundo y lo que es seguro es que muchas mujeres estarían protegidas y no tendrían que soportar a chulos y macarras varios que se aprovechen de su trabajo. ¿Que sentido tiene hoy día no legalizar la prostitución?, ¿tanta gente se escandalizaría? entonces porque no se escandalizan ahora que es cuando por ser una practica ilegal, hay trafico de blancas, o para entenderlo todos, secuestran o traen a mujeres engañadas de otros países para meterlas en la prostitución, hay mucho dinero en estas practicas que dejarían de ser rentables si se legalizara como un trabajo más.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo. La prostitucion tiene que legalizarse. Hay que otorgar derechos a estas mujeres, pension, baja de enfermedad, seguridad, etc..

karlos dijo...

Hemithecomix habria mucho dinero que dejaria de de ser rentable y otro que llegaria al estado pero somos tan moralistas y estamos tan bien asi que no nos acordamos de estas cosas.
Anonimo, derechos y deberes